Pfand

El reciclaje en Alemania es muy curioso. El primer día que bajamos con nuestras bolsas para reciclar, con las mismas nos tuvimos que subir porque no encontrábamos ni un sólo contenedor por la calle que no estuviera encerrado bajo llave. Luego nos enteramos que  cada comunidad tiene los suyos propios y cada vecino su llave y también del por qué de este secuestro.

De repente también empezamos a ver por todos lados la palabra ‘pfand’, y nosotras que somos muy listas pensamos… esto va a ser algo que tenemos que saber.  Aquí cuando compras bebidas en latas o en botellas, de plástico o vidrio, pagas su precio + un pfand (depósito), que suele ser de unos 25 céntimos. Este pfand te es devuelto una vez que retornas el envase. De esta manera se aseguran de que la gente recicle, porque claro, perder 25 céntimos en una cerveza una vez te da un poco igual, pero cuando vas al super y compras 6 cervezas + 2 refrescos + 2 aguas = 2.50 euros de pfand, pues ya te asegurarás muy bien de guardar los envases y llevarlos de vuelta al super. Así que es un poco pesado, porque de esta manera tienes que reciclar dos veces, por un lado los envases que no se retornan que los echas al contenedor de reciclaje y por otro los envases con retribución monetaria.

La máquina en la que hay que echar los envases devueltos al super me fascinó. Soy así de fácil. Tú metes el envase, lee a ver de qué producto se trata, y si ese producto se vende en su super, pues para dentro y suma la cantidad correspondiente, si no, te lo devuelve. Cuando ya has echado todos los envases te da un ticket canjeable por dinero. ¿Es fascinante o no?

Este sistema tiene otra ventaja, y es que en los eventos no te encuentras ni una botella ni una lata por el suelo, gracias a los “recoge-envases”. Hay montones, pero sólo uno es el rey, lo podéis ver en la foto. Y esta es otra manera de ganarse la vida en Alemania, así que por eso los contenedores están bajo llave, entonces todo cuadró.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en la ciudad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Pfand

  1. .............carol dijo:

    Guauuuuuuuuuuuuuu!! pues me he quedado flipada yo tambien! Si es que estamos atrasados! no me digas que no es un avance? Apoyo a los recoge-envases!!!

  2. Tere Aranda dijo:

    Pero qué organizados son estos alemanes !!! Aquí aún nos queda mucho que aprender sobre el reciclado (ahora me está dando cargo de conciencia que ayer con las prisas no reciclé todo lo que debía) 😉
    Un besote
    Tere

  3. ANA R dijo:

    Eh ,la verdad es que lo de la maquina es de asombro pero lo que nunca pasara de moda en ninguna ciudad del mundo que se precie es el carrito tirado por bici,ya sea con lunares decorado con alanbres sobresaliendo, lavadoraos o reciclando,asi que viva ese gran invento

  4. Nadia dijo:

    Está super curioso. Yo recuerdo que de pequeñita aquí íbamos con los envases de cristal y te devolvían unas pesetillas, pero claro, era sin máquina, lo hacía la cajera.
    Eso de que reconozca el envase la máquina, ¿qué ocurre si no lleva etiqueta?
    Besitoos

  5. Evelyn dijo:

    Nadia ha pensado lo mismo que yo!! aqui hubo una época en la que la botella de la casera se llevaba de vuelta a la tienda… Al final algunas cosas vuelven!! Un beso muy fuerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s