Betahaus

Berlín se está convirtiendo en la ciudad clásica a la que venirte a vivir si tienes flexibilidad con tu trabajo. Está llena de diseñadores, programadores freelance, periodistas, etc. Es por esto que es una ciudad que tiene bastantes locales dedicados al co-working. Para quien no sepa que es el co-working, brevemente, consiste en lugares donde puedes alquilarte una zona de trabajo, para obligarte a salir de casa y relacionarte con otra gente.

En 2008, los seis fundadores de Betahaus estaban intentando buscar un espacio de co-working para sus proyectos pero no conseguían encontrar exactamente lo que andaban buscando. Tras unos meses de búsqueda decidieron montar el suyo propio, y en enero de 2009 abrían Betahaus en una antigua fábrica al lado de Moritzplatz. Dos años más tarde todos ellos han dejado sus proyectos iniciales y se dedican exclusivamente a gestionar Betahaus. Más de 120 autónomos trabajan a diario en Betahaus Berlín, han abierto otro en Hamburgo, y planean abrir en Colonia, Lisboa y Barcelona.

Yaiza y yo trabajamos aquí y entendemos el éxito que ha tenido. Lo primero que te atrae es que todo se rige un poco por la regla del buen rollo. Vale, yo en mi caso, que tengo llave, tuve que firmar un contrato, pero son muy flexibles si decides no ir un mes, y tampoco tienes el compromiso de ir el mes completo. Nosotras, por ejemplo, tenemos contratado un máximo de 12 días al mes, así podemos quedarnos en casa de vez en cuando sin estar regalando el alquiler.

Además tienen una cafetería estupendísima (de hecho, pensándolo bien, es de las más monas que hay por la zona), donde hacen un café muy rico, con wifi gratis y exposiciones temporales. Además no dejan de moverse y de organizar actividades paralelas. Yaiza fue la semana pasada al evento TED independiente de Kreuzberg, organizaron un “Hacking For Humanity” hace un par de fines de semana y cada jueves tienen “los desayunos de Betahaus” para que las empresas pequeñas que están trabajando allí presenten lo que están haciendo. Todo este tipo de cosas hacen que sea muy interesante acercarse por allí incluso a echar el rato.

En el punto negativo, hay que decir que la oficina son un poco ruidosas, al menos la sala a la que vamos nosotras. Tienen tres salas y están pensando en utilizar una para que se pueda hablar abiertamente sin reparos, otra en la que se pueda hablar flojito y una última donde simplemente no se pueda hablar. Es una pena que tengan que llegar a poner la que sería la primera norma del Betahaus por culpa de aquellos que no saben respetar al resto. Sí, estamos pensando en ti, calvorota charlatán, que no estás solo en la habitación.

Betahaus
Prinzessinnenstraße 19-20

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en bares cafés y restaurantes, Kreuzberg, la ciudad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Betahaus

  1. .........carol dijo:

    Por fin se hizo realidad! espero que lo disfruten, lo aprovechen y a currar poco y relacionarse mucho, jeejej

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s