Berlinale 2011 (las pelis)

Ya terminó la Berlinale 2011 y nos ha encantado la experiencia. Aparte de la alfombra roja que ya comentamos en el anterior post, hemos conseguido ver algunas pelis.

Lo primero que tenemos que comentar es que el tópico de que los alemanes son ordenaditos es falso. En la Berlinale las entradas no están numeradas y todo el mundo hace lo que puede por conseguir un buen sitio. Para empezar las colas no se respetan nada, se cuelan que da gusto, mayores y jóvenes, sin ningún tipo de vergüenza. Y luego llega el momento de abrir las puertas, y empiezan los empujones por entrar, tanto, que apenas necesitas andar.

El miércoles pasado fuimos a ver The King’s Speech, estrenada en Alemania como acto oficial del festival fuera de concurso. El estreno era una gala y, aunque nosotras nos sentábamos con la plebe, en la zona central iban llegando las autoridades y el famoseo vestidos para la ocasión (todos alemanes, no conocimos a nadie). Justo antes de comenzar la película el presentador anunciaba “Con todos ustedes, Tom Hooper (director de la peli), Colin Firth y Helena Boham-Carter”. Y allí que entraron ellos monísimos bajo los focos y todo el mundo haciendo fotos y vitoreando. Y nosotras igual, por supuesto. La película nos gustó mucho, al menos la parte que entendimos porque teníamos un par de problemas: por un lado el protagonista de la historia tartamudea y su logopeda es australiano, y por otro, al estar subtitulada en alemán, el público reía los chistes antes de que los actores hablaran, porque leían los subtítulos, y claro, entre las carcajadas no se podía oír qué decían. Nada, tendremos que verla de nuevo subtitulada en inglés. Cuando terminó la película salieron al escenario Tom, Colin y Helena (ya son colegas) y estuvieron contando algunas curiosidades de la película y lo bien que se llevan con el público berlinés y el clásico estamos encantados de venir por aquí.

Al día siguiente teníamos entradas para ver el documental que Isabel Coixet ha realizado sobre el juez Garzón, Escuchando al juez Garzón. Por supuesto la sala estaba llena de españoles. El documental es una entrevista que Manuel Rivas realizó a Baltasar Garzón en diciembre del año pasado. La entrevista está bien, porque repasa la carrera del juez hasta llegar a las tres causas que tiene abiertas. Eso sí, en la sala también había alemanes y, a menos que sean del gremio o tengan especial interés por la justicia, seguramente se aburrieron como ostras, porque no es un documental de tema universal que pueda extrapolarse fácilmente a otras sociedades.

El viernes quisimos ir a ver También la lluvia, la última película de Icíar Bollaín, que además ha ganado el premio del público de la sección Panorama, pero no hubo manera de conseguir entradas. A ver si hay suerte y con el premio la estrenan por aquí.

Por último el domingo fuimos a ver la gala de los cortos ganadores. A pesar de que proyectaban cinco, ninguno nos gustó y uno, Broken Night, que ganó el oso de plata, incluso nos hizo pasar un mal rato. Pero oye, había mucho ambientillo.

A nosotras la experiencia de la Berlinale nos ha encantado y, si conseguimos otra vez entradas el año que viene, repetiremos sin duda. Y empujaremos como unas berlinesas más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en evento, la ciudad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s